Formas de ser un reseller hosting en méxico

En los negocios que se hacen por Internet, siempre se tiene la duda de su eficacia y funcionalidad. Sin embargo muchas personas se dedican a ganar dinero extra, realizando todo tipo de actividades que antes, posiblemente nos parecían una locura.

El reseller, es uno de estos negocios que están causando furor alrededor del mundo, pero, ¿qué tal es este negocio en México? El post de hoy lo dedicaremos a decir algunas cosas que se pueden tener en cuenta si quieres comenzar el negocio  de Reseller Hosting en México.

Reseller Hosting en México: Formas de este negocio.

Las personas entienden el concepto de revendedor, pero con ellas se vienen también otras formas de interpretación. A continuación te mencionamos las dos formas en las que puedes hacer negocio como reseller Hosting en México.

La primera forma, se relaciona más con las personas que se afilian en las empresas grandes que prestan este tipo de servicios de web Hosting.

En sí, las personas que se afilian ganan por comisión en cada venta realizada o referida, que las personas hagan por un servicio de reseller.

Muchas personas no ven en esta forma de negocio un negocio de reseller o de revendedor, pero en México se entiende también de esta forma, la reventa de alojamientos por medio de referidos.La segunda forma, si es más consistente y es la que se conoce alrededor del mundo.

La famosa re venta de los alojamientos o la subcontratación de Hosting.

Consejos para saber cómo ser reseller Hosting En México:

Ya mencionamos las dos formas en las que puedes ganar por medio del reseller, es momento de decirte cómo convertirte en un reseller Hosting en México.

Para la primera forma, es decir, por afiliación la mayoría de las empresas tienen este tipo de sistema, de esta forma ganan ellos y ganas tu.

Es realmente muy sencillo, solo tienes que registrarte, es además gratuito, y al momento de hacerlo, la empresa te genera un link que sirve de identificación, con esto, la empresa sabe qué personas fueron referidas por ti y quienes compraron.

De esta forma se lleva un control interno de las ventas, de las visitas y sobe todo del dinero a pagarte.

La segunda forma es mucho más compleja, pero tampoco es complicada, como reseller o sub vendedor, lo que debes hacer es contratar un tipo de servicio de estas características con una empresa mucho más consolidada, que sea confiable, y que tenga un excelente servicio al cliente.

Recuerda que cuando te dedicas a esto, no eres el dueño, y los daños o fallas que presente el servidor será tu responsabilidad, pero dependerás de tu proveedor principal.

Otra de las cosas que se necesitan para ser reseller es tener un página consolidada, en la que las personas puedan acceder a tu información, servicios y formas de pago.

Por último, no está demás que cuides tu reputación, con la primera forma de negocio no es necesario, es bastante impersonal, pero con la segunda, si ganas mala fama, tu negocio iría a bancarrota en poco tiempo.